El Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, a través de la presidenta del Patronato, Rosa María Suárez de Mendoza, estuvo presente en el séptimo aniversario de la escuela especializada en niñas, niños y jóvenes que viven con Síndrome de Down, ‘Down Celaya’.

En el lugar y gracias a todos los que laboran esta escuela se realizó una celebración donde hubo canto, baile y hasta mariachi.

La Directora, Alejandra de la Luz Acosta Jiménez, informó que durante estos años se han atendido a 55 personas, de las cuales 38 niños, niñas y adolescentes, siguen acudiendo a la institución.

“En estos siete años hemos atendido a 55 personas de los cuales 38 siguen con nosotros, les estamos dando la atención en lo que es educación social, vida independiente, deportes y obviamente la cuestión laboral.

“Los padres que tengan algún hijo con este síndrome pueden venir a la asociación, estamos en la calle Juan Bautista Morales 215, en Zona de Oro 1, y queremos que los papás que tienen algún niño o niña con este síndrome, principalmente, del cual somos especialistas; se acerquen y que les den la oportunidad a sus hijos de que ellos pueden ser más, y quiero dar un agradecimiento a la gente que ha creído en mí, a los que trabajamos en la escuela ya que, sin ellos, no seriamos Down Celaya”, dijo.

Durante su mensaje, la Señora, Rosa María Suárez de Mendoza, reconoció el fruto del esfuerzo de todos los involucrados en este noble proyecto.

“Después de tanto trabajo, aquí está el resultado positivo de ver a estos niños, que cada día se van superando, poco a poco, que sus familias y ellos hacen un gran esfuerzo por estar aquí y vienen con una sonrisa y una alegría, porque es un lugar donde los aman, donde los quieren y los hacen sentir bien, aquí no se cortan sus alas, estos niños y niñas tienen que soñar y crecer día a día”, dijo la presidenta del Sistema DIF.

Agregó que los resultados en las vidas de estos menores nos brindan grandes historias de éxito.

En el lugar estuvieron como invitados especiales, todos los colaboradores de la escuela, familiares de los niños y niñas, así mismo los estudiantes prepararon bocadillos para los presentes, se partió un pastel y se tomaron muchas fotos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *