Celaya Guanajuato; a 15 de diciembre de 2022.- La tarde del pasado miércoles DIF Celaya en conjunto con la empresa BACHOCO, celebró junto a 140 voluntarias de los comedores comunitarios, su posada de fin de año, con una comida, convivió, sorteos de premios y muy buenos momentos.

Y es que luego de permanecer cerrados a causa de la pandemia, los comedores se reactivaron durante la actual administración para llevar alimentos de calidad y los nutrientes necesarios a 1, 997 niñas y niños en escuelas y espacios de la zona rural, así como a otros 637 beneficiarios de población abierta, jóvenes, adultos, personas de la tercera edad.

La Presidenta del Patronato del Sistema DIF Celaya, Rosa María Suárez de Mendoza, agradeció la labor del voluntariado que trabaja dentro de los 33 comedores y dijo que, sin ellas, el alcance que se tiene actualmente no sería posible.

“El trabajo de voluntariado no solamente cambia la vida de a quienes servimos, sino que nos cambia a nosotras mismas. Ya que lo más valioso que tenemos los seres humanos es nuestro tiempo, y donar lo que no podremos recuperar jamás, es algo que no tiene precio. Gracias a su trabajo podemos llegar a beneficiar a nuestra infancia en cada uno de los comedores comunitarios donde trabaja DIF Celaya, así como a parte de la población abierta”.

“Estos espacios que dan un sano desarrollo a niñas y niños, se encuentran activos nuevamente y trabajando, luego de que cerraron sus puertas debido a la pandemia, agregó y se dijo nuevamente agradecida con la empresa BACHOCO, por ser parte de estas historias de éxito.

“Hoy y como siempre, también quiero agradecer la participación de la empresa BACHOCO, que es una empresa socialmente responsable y que se preocupa por la alimentación de calidad de las y los ciudadanos”.

Por su parte, Guadalupe Neri Gamboa, responsable del programa de bienestar de dicha empresa anticipó que la colaboración continuará.

La comida tuvo lugar en las instalaciones del Parque Fundadores del municipio y contó también con la presencia del Presidente Municipal de Celaya, Francisco Javier Mendoza, quien saludó y felicitó personalmente, a cada una de las voluntarias de los comedores comunitarios.

Por último, representantes de la empresa BACHOCO entregaron premios sorpresa y tarjetas de regalo a las presentes, antes de cerrar el evento con piñatas y aguinaldos.

“Ha sido un año de arduo trabajo, y para el próximo año esperamos superar las metas y resultados alcanzados durante este 2022”, puntualizó María del Carmen Núñez Mares, Directora General del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *