X
Menu
X
VE NUEVAMENTE LA LUZ, TRAS CINCO AÑOS POSTRADA EN UNA CAMA
  •  Hoy en día, Samantha mantiene la esperanza de recobrar paulatinamente su salud.

 

CELAYA, Guanajuato, a 1 de Abril de 2019.- Más de cinco años de completo abandono postrada en una cama, terminaron luego de una denuncia oportuna; ahora Samantha recibe la atención médica, cuidados y calidad de vida que requería.

El 11 de Febrero pasado, marcó lo que hoy en día representa una segunda oportunidad de vida para Samantha, luego de que a través de un medio de comunicación se hiciera de conocimiento las precarias condiciones de vida en que se encontraba, a más de cinco años de permanecer en una cama debido a una Laringotraqueítis, padecimiento que además de imposibilitarla para realizar movimientos y generarle fuertes dolores en extremidades, también la mantenía casi incomunicada, al no poder entablar una conversación fluida.

A sus 38 años, Samantha veía pasar los días desde una pequeña habitación de nomás de tres metros cuadrados en la que sólo cabía una cama metálica, sin ventanas, sin más interacción con el “mundo exterior” que sólo una cortina, misma que resguardaba su intimidad con el resto de la vivienda que habitaba en la colonia Los Naranjos.

Los últimos seis meses podrían describirse como un auténtico calvario.    Llagas en la mayor parte su superficie corporal, parásitos y baterías en cabello y piel a falta de aseo personal, además de tendones y articulaciones rígidas o completamente atrofiadas, confirmaron el abandono total que vivía la mujer, ya que un pañal que la acompañaba la mayor parte del día sin ser remplazado, así como el momento en que era alimentada, significaban los únicos momentos en que podía tener interacción con otra persona

Ante el deteriorado estado de salud que presentaba la paciente, personal del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia de Celaya, Gto., conformó un grupo multidisciplinario de especialistas para dar atención a este caso.

Entre las acciones que se llevaron a cabo, se brindó asesoría en materia alimenticia, jurídica, psicológica y médica, además de que se otorgaron apoyos en especie, sin embargo, en las diferentes vistas que se realizó a la vivienda, personal de DIF Celaya detectó que no existía algún avance o disposición por parte de familiares, por lo que ante la posibilidad latente de que la salud de la mujer continuara deteriorándose al grado de poner en riesgo su vida, se determinó actuar en consecuencia y Samantha fue canalizada a un espacio donde ya recibe el tratamiento, terapias y la atención que requiere.

Por su parte, la Procuraduría Auxiliar en Materia de Asistencia Social del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia de Celaya, Gto., ya inició un proceso legal contra familiares de Samantha, con el fin de que éstos asuman su responsabilidad y realicen las acciones y aportaciones necesarias para que Samantha continúe con su proceso de rehabilitación.

Hoy en día, Samantha recibe un trato humano, y cuenta con las herramientas, así como la atención necesaria, para poder hacer frente al padecimiento que presenta; hoy en día, Samantha puede ver nuevamente el mundo con esperanza, con la esperanza de algún día recobrar su salud.

Brindar una atención integral, profesional y humana a toda persona que requiera de algún apoyo, es la prioridad del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia de Celaya, Gto

Share